Nacionales

AI denuncia la “decepcionante” situación de los refugiados en Hungría

(EFE).- La ONG Amnistía Internacional (AI) denunció hoy que la situación de los refugiados en Hungría es “decepcionante y se sitúa por debajo de los estándares europeos”.

“Hungría sigue limitando de una manera extrema el acceso al asilo de los refugiados”, explicó la directora de la oficina húngara de AI, Júlia Iván, en una rueda de prensa en Budapest, con motivo de la presentación de su informe mundial anual.

Además, la experta señaló que el Gobierno y las leyes húngaras limitan el acceso de los solicitantes a los diferentes estatus de refugiado.

Las leyes vigentes en el país centroeuropeo prevén condenas de hasta cinco años de cárcel por el cruce ilegal de las fronteras, hecho por el que miles de personas ya han sido procesadas.

Esta medida es contraria a la legislación comunitaria y a los tratados internacionales.

El Gobierno de Viktor Orbán, según AI, ha relacionado a los refugiados con el terrorismo y ha utilizado el miedo en sus campañas, lo que “suscitó la xenofobia en el país”.

Hungría fue en 2015 una zona de tránsito, cuando centenares de miles de refugiados cruzaron el país para llegar a otras regiones más ricas del continente.

En este sentido, el informe de la ONG califica como “trágico” que Hungría haga todo lo posible para no dar protección a los que huyen de zonas de conflicto.

El Gobierno de Orbán ha presentado recientemente al Parlamento húngaro una enmienda legislativa que permitirá encerrar temporalmente a los refugiados en centros ubicados en la frontera, una acción que, según advierten varias ONG de derechos humanos, viola las normas de la Unión Europea.

El documento critica también la situación de los gitanos en Hungría, donde un tribunal determinó en marzo de 2016 que en varias escuelas de la provincia de Heves, en el norte del país, se ha segregado ilegalmente a los estudiantes gitanos.

Respecto a la situación de las ONG en Hungría, el Gobierno húngaro cree que son “agentes extranjeros”, pues argumentan que por recibir financiación extranjera defienden intereses de otros, recordó el portavoz de la oficina húngara de AI, Áron Demeter.

En las últimas semanas el Gobierno húngaro reiteró que las ONG deberían funcionar bajo un mayor control y actualmente está elaborando una ley que determinará los detalles del funcionamiento de estas organizaciones.

“Por el momento no hay presión, pero estamos preocupados”, agregó Demeter.

En este sentido, Iván adelantó que la organización lanzará este año una campaña para llamar la atención sobre la importancia de las ONG.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top