Internacionales

Dictan cinco años de prisión para un exsenador boliviano refugiado en Brasil

(EFE).- Un tribunal de la ciudad de Cobija, en el norte de Bolivia, sentenció hoy a cinco años de reclusión al exsenador opositor boliviano Roger Pinto, refugiado en Brasil desde 2013, a donde huyó con ayuda de quien hoy es jefe de gabinete de la Cancillería brasileña.

La directora nacional Anticorrupción de la Fiscalía General del Estado, Fanny Alfaro Vaquila, informó a través de un comunicado que Pinto recibió la sentencia de cinco años por delitos de conducta antieconómica, resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias.

Los hechos se remiten al año 2000, cuando, según la sentencia, Pinto realizó una venta ilegal de terrenos cuando era presidente de la Zona Franca de Cobija, en el norte amazónico de Bolivia.

Otros tres funcionarios recibieron penas de cárcel de uno a cinco años en el mismo proceso por delitos relacionados.

Según las autoridades bolivianas, Pinto tiene una sentencia anterior por un daño económico al Estado por una suma de 1,5 millones de dólares, que fue dictada en 2013 sobre un caso que también data del año 2000.

Pinto ingresó en la embajada de Brasil en La Paz en 2012, cuando era senador, alegando persecución política del Gobierno de Evo Morales, y más tarde huyó hasta el país vecino con la ayuda del diplomático Eduardo Paes Saboia, que fue ascendido a jefe de gabinete del Ministerio de Relaciones Exteriores de su país el miércoles pasado.

El diplomático, entonces encargado de negocios de la embajada de Brasil en La Paz, embarcó a Pinto en un automóvil oficial de la embajada que lo condujo, escoltado por soldados brasileños, hasta la fronteriza ciudad de Corumbá, a la que llegó en agosto de 2013 sin que el Gobierno boliviano hubiera expedido el debido salvoconducto de salida.

Este suceso provocó una crisis diplomática entre los dos países que acabó con la dimisión del entonces canciller Antonio Patriota bajo la presidencia de Dilma Rousseff.

Brasil no ha mostrado predisposición de tramitar la extradición del exsenador Pinto en anteriores ocasiones, por lo que no cabe esperar que el político ingrese en prisión por la nueva sentencia.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top