Tradiciones Mexicanas

EL FAMOSO RITUAL DEL CALDO DE PIEDRA EN OAXACA

Francisco Castellanos J.

OAXACA, OAXACA. El caldo de piedra es una sopa que se prepara los domingos, es un ritual de gratitud principalmente hacia las mujeres, aunque puede prepararse para un amigo muy especial. 

Es un acto de agradecimiento a las personas distinguidas o de gran estimación.

Oaxaca guarda muchas historias que con el paso del tiempo se han perdido debido al desinterés de la gente.

Por fortuna, esto no ha sucedido con un platillo casi mágico que se prepara en el estado: el caldo de piedra, el cual ha pasado por varias generaciones como una tradición, un ritual que sólo hacen los hombres.

Es increíble la forma de preparar este inusual caldo que, además de cautivar por su sabor, también lo hace por su peculiar forma de prepararse, y deja asombrado a todo aquel que lo prueba.

El caldo de piedra es una sopa que se prepara los domingos, es un ritual de gratitud principalmente hacia las mujeres, aunque puede prepararse para un amigo muy especial.

Es un acto de agradecimiento a las personas distinguidas o de gran estimación.

Es importante saber que en esta preparación no participan las mujeres, por tradición y cultura no se permite, pues además de ser el día en el que ellas descansan y no cocinan, el domingo está dedicado a consentirlas y a agradecerles lo que hacen por los demás.

Es un acto en el que se les demuestra el amor, cariño y respeto por parte de sus hombres.

La costumbre es distribuir su preparación entre los integrantes de la familia, así que mientras unos pescan, otros seleccionan las piedras, algunos más alistan la leña y otros los ingredientes.

Este tipo de reunión sirve, además, para arreglar problemas entre la familia, pues cuando algún integrante de la misma se da cuenta de que existen diferencias de tipo conyugal, los padres de la pareja los invitan a comer este caldo de piedra y, aprovechando la convivencia, los aconsejan para arreglar las desavenencias que los aqueja.

Compuesto principalmente por los famosos chiles mexicanos, cebolla, ajo, hierbas, tomate, cebollín, sal, camarones, pescado y cangrejo, era muy consumido por las clases sociales altas en el pasado. 

Con los siglos, se fue transformando en símbolo de unión y respeto hacía las mujeres, los ancianos y los niños de la comunidad.

El caldo de piedra recibe su nombre por la forma en que se hace. Los ingredientes se introducen con un poco de agua en una jícara (vasija de arcilla o confeccionada con el fruto de la planta homónima) y luego se añade una o dos piedras muy calientes para producir la cocción. Luego de tres minutos, aproximadamente, estará listo para disfrutarse.

Caldo de piedra mexicano

Según la tradición, debe ser preparado por los hombres del hogar, quienes harán todo el proceso para servirlo a sus madres, esposas o hermanas. 

Sin embargo, debido a su importancia histórica y cultural, algunos restaurantes de Oaxaca lo ofrecen en su menú, elaborándolo con los métodos prehispánicos para los comensales.

Incluso, el plato cuenta con un documental: El sendero del caldo de piedra, dirigido por la historiadora y cineasta Sarah Boreales, quien se enamoró de la receta durante uno de sus viajes.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top