México

Exfuncionario mexicano obtiene amparo y sale del Congreso sin ser detenido

(EFEMEX).- Arturo Enrique Tarín, exfuncionario del Gobierno del norteño estado mexicano de Chihuahua, obtuvo hoy un amparo que le permitió salir de la Cámara de Diputados sin ser detenido tras pasar más de 24 horas refugiado en el recinto.

El antiguo colaborador del exgobernador César Duarte (2010-2016) entró el martes a la Cámara para jurar como diputado federal en sustitución de Carlos Hermosillo, quien murió hace poco más de una semana en un accidente de tránsito. Pero el órgano legislativo se negó a tomarle protesta al ser notificado de que existía una orden de captura en su contra.

Tarín se refugió entonces en oficinas del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), de las que solo salió para tomar alimentos, hasta que un juez le concedió una suspensión provisional que le permitió salir por su propio pie.

“Quiero agradecer mucho la cobertura que le han dado a la situación. Sigue la estrategia que hemos marcado; ahora tenemos un amparo. Me retiro a unas oficinas para seguir trabajando en mi defensa jurídica”, dijo Tarín al abandonar la sede legislativa.

A las afueras de recinto, policías ministeriales y autoridades de Chihuahua verificaron la autenticidad del amparo y, tras revisarlo, le permitieron retirarse sin problemas.

“Tiene un amparo y en razón de eso se decretó la suspensión provisional, y por eso nos retiramos. Se le pidió el nombre de la abogada para cualquier notificación”, dijo un oficial de la Policía Ministerial de Chihuahua que revisó la documentación.

El fiscal general de Chihuahua, César Augusto Peniche Espejel, declaró que el exfuncionario no fue detenido porque el recinto legislativo está a cargo de otro poder y las autoridades estatales son muy respetuosas de las competencias.

Peniche afirmó que esperará a ser notificado formalmente de los términos del amparo otorgado a Tarín, y aseguró que “el objetivo fundamental es que tenga que responder ante la autoridad que lo está requiriendo”.

Director de Adquisiciones durante la administración de Duarte, Tarín es uno de los acusados por la Fiscalía General de Chihuahua de participar en diversos delitos que afectaron el patrimonio del estado.

De acuerdo con medios locales, se le acusa de desviar 300 millones de pesos (15,8 millones de dólares) a una empresa ligada a él llamada Fritag.

En declaraciones a la prensa, Tarín indicó ayer que él no desvió “ni un solo peso” del erario de Chihuahua y que se enteró por la prensa de que a César Duarte se le giró una orden de aprehensión en su contra por peculado.

Este martes, el actual gobernador de Chihuahua, Javier Corral, anunció que el exgobernador Duarte era “un prófugo de la justicia” y que huyó a El Paso (Texas, EE.UU.) para evitar su captura. EFEMEX

jth/msc

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top