México

¿Gobierno de AMLO es de ‘izquierda’? Cuauhtémoc Cárdenas cree que no analizó la situación actual del país en temas como seguridad, economía, entre otros

Francisco Castellanos J.

CIUDAD DE MÉXICO, El exfundador del Partido de la Revolución Democrática, Cuauhtémoc, Cárdenas Solórzano dijo que: “Difícilmente diría que tenemos un gobierno de izquierda por más que se digan de izquierda”, respecto a la presidencia de Andrés Manuel López Obrador.

No obstante, durante su participación en el Foro Jesús Silva-Herzog Flores, donde dictó la conferencia “El futuro de la izquierda”, reconoció que “hay políticas sociales que podrían enmarcarse en las izquierdas”.

Cuauhtémoc Cárdenas sobre alianza PAN-PRI-PRD: contradictoria y sin proyecto

“Se viene dando cada vez más fuerte la desigualdad social, la pobreza afecta a 62 millones, 49% de la población total, 10 millones más que hace dos años”, aseguró el también fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), al que renunció el 25 de noviembre de 2014.

El excandidato a la presidencia de la República, Cárdenas Solórzano propuso al tabasqueño “un viraje” en sus políticas sobre violencia, economía y pobreza porque, según sus datos, en dos años, 10 millones de mexicanos se sumaron a las cifras de pobreza en el país.

Para tal fin, el exjefe de Gobierno de la Ciudad de México (2012-2018) consideró necesario crear un cuerpo civil que se coordine con una autoridad civil y con la sociedad y pidió el retiro gradual de las Fuerzas Armadas del territorio mexicano.

“Está visto que la política de enmendar estas tareas de combate a la violencia a las fuerzas armadas está muy lejos de haber dado resultados. Imagino un amplio y bien conducido programa para desplazar a la delincuencia del territorio, porción por porción y municipio por municipio”, indicó.

También criticó la estrategia de enviar a las fuerzas armadas a las calles y pidió su retiro. Asimismo, criticó el éxito y los resultados del programa económico de la administración morenista y aseguró que aunque hubo una ‘débil recuperación este año’, no se debe olvidar la caída de ocho puntos en 2020.

Un aspecto positivo que destacó sobre la administración de AMLO fue que reconoció que hay políticas sociales que son de izquierda y han sido bien conducidas.

No pasaron ni ocho segundos cuando el mandatario cayó en la cuenta de que tiene prohibido hacer esas expresiones en plena campaña electoral, señala Confidencial.

En temas económicos, planteó que el programa gubernamental en la materia no es exitoso porque “si el Estado no invierte o los particulares. Si no llega inversión del exterior, a la pura esperanza, la economía no crece”.

No obstante, reconoció una “débil recuperación este año” que comparó con la caída de 8 puntos en 2020, año de la pandemia de covid-19.

En ese sentido, planteó “un proyecto alternativo al proyecto alternativo” de nación establecido por López Obrador al principio de su administración, en 2018.

Sobre Petróleos Mexicanos (Pemex), que su padre, el expresidente Lázaro Cárdenas del Río (1934-1940) nacionalizó el 18 de marzo de 1938 y hoy, 21 de mayo, se conmemora su natalicio (1985-1970), propuso abandonar la transformación de combustibles y que la industria eléctrica tenga autonomía financiera.

¿Qué dijo de la oposición?

Criticó a los opositores al gobierno de López Obrador porque en lugar de lanzar propuestas alternativas sólo dicen: “nada más quiero que se vaya el que está”.

Asimismo consideró que se debería revertir la reelección de legisladores porque sólo burocratiza a los partidos, da pie a compadrazgos y otro tipo de prácticas cuestionables.

Respecto a la reciente reunión con Ifigenia Martínez y Porfirio Muñoz Ledo, dijo que solo fue “de amigos”, no para iniciar un nuevo proyecto político en conjunto.

¿Cómo reaccionaron las redes?

En primera, recordaron la nota publicada en La Jornada, titulada: “Admite Cárdenas haberse reunido con CSG” en 1988, año en que “se cayó el sistema” electoral en el que iba ganando Cárdenas, pero terminó triunfando Carlos Salinas de Gortari.

“Cuauhtémoc Cárdenas, el que vendió el movimiento de lucha en 1988 (o tal vez tuvo miedo) ante Salinas de Gortari, adquirió un poder social inimaginable después de la caída del sistema y solo bastó un encuentro con Carlos Salinas para abandonarlo todo”

(con información de Rosalía Vergara).

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top