Tradiciones Mexicanas

La danza de Las Mascaritas en Oaxac, México en honor a Jesús de Nazaret.

Esta danza comprende coreografías de por lo menos ocho parejas de hombres y mujeres, y la interpretación se ejecuta con máscaras. El hombre se viste con saco y machete, y la mujer lleva rebozo. Durante la danza la pareja principal ejecuta sus movimientos alrededor de las demás.

Celebrando a Nuestro Padre Jesús, el Pueblo Mágico de San Pedro y San Pablo Teposcolula en la región Mixteca de Oaxaca y ubicado a 2 horas de distancia de la capital, vivió el tradicional recorrido de la Danza de las Mascaritas, herencia cultural de la comunidad que un año más alegró los días de la gran fiesta.

San Pedro y San Pablo Teposcolula, Oax. Durante los días 04, 05 y 06 de agosto el Pueblo Mágico de Teposcolula vivió la festividad en honor a Nuestro Padre Jesús, días en que el diablo y la muerte recorren las calles al ritmo del violín y la guitarra, pues la Danza de las Mascaritas alegró el corazón de los teposcolulenses.

La gran celebración católica de Nuestro Padre Jesús se vivió el domingo 06 de agosto, día en que a partir de las 7 de la mañana la muerte y el diablo recorrieron bailando y saltando las calles, momento en que los pobladores aprovecharon para salir de sus casas e invitar a que la cuadrilla de las mascaritas visitara sus domicilios para ejecutar tan querida danza y así no solo contribuir a la tradición si no limpiar sus hogares del mal y pedir por los buenos tiempos.

Tras la misa religiosa de la festividad que se realizó a las 12 del día se comenzó con la gran danza en el atrio del imponente templo de Teposcolula, fueron 11 los sones que se ejecutaron en honor a Nuestro Padre Jesús ante la mirada de propios y visitantes.

Tras varios minutos se procedió al recorrido de las casas que previamente solicitaron el baile, así una a una abrió sus puertas recibiendo a la cuadrilla con mezcales, curados, agua, demás bebidas y alimentos. 

Acompañan a los diablos y muertes niños que siendo aún pequeños ya expresan la danza con el amor por los trajes y que se suman al cansancio de sus padres o tíos que entre ropas de mujer y nagüillas alegran el corazón de un pueblo que quiere y admira a sus mascaritas.

En este 2017 fueron 9 las casas que se visitaron el 06 de agosto, mientras que en el templo Nuestro Padre Jesús salía en procesión por las calles.

Las creencias de la Danza de las Mascaritas dictan que solo se puede danzar estos 4 días al año y que los 361 días restantes las mascaras de los diablos deben permanecer ocultas a los ojos de las personas y de Dios, pues de estar visibles el diablo entra a los hogares y se apodera de ellos. 

Aunque este año la creencia hizo una pausa pues los diablos y las mascaritas fueron invitados a los festejos de las Fiestas de la Guelaguetza en la Ciudad de Oaxaca además de tener una visita del Comité de Autenticidad de la Guelaguetza.

La danza tiene un tinte prehispánico mezclado con la religión católica, narra parte de las actividades económicas de Teposcolula, refleja en sus pasos el huipil, la cestería, los bordados teposcolulenses y conserva en su esencia la alegría de un pueblo que se niega a dejar morir una tradición centenaria.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top