México

LA FIESTA DE LA CANDELARIA EN PUEBLOS DE VERACRUZ

Untitled design

Francisco Castellanos J.

Jalapa, Veracruz., Octubre 02.– Las tradiciones y costumbres de Veracruz son una combinación entre las tradiciones indígenas de los primeros pobladores con una influencia europea gracias a la conquista española.

Cuando los españoles empezaron la conquista del territorio mesoamericano, en Veracruz se formó la primera población española. Esta región tiene una mezcla de culturas, principalmente indígena, española y afrocubana. Su influencia es claramente visible en todas las tradiciones y costumbres que alberga este territorio.

Tradiciones costumbres de Veracruz

La mezcla de las culturas originarias de este territorio, específicamente los huastecos, los totonacas y los olmecas, junto con la cultura española, está reflejada en sus platos típicos, celebraciones y bailes.

Veracruz está situada a lo largo de la costa y en la parte central de México. Desarrollada durante la colonización española, Veracruz ha sido el puerto mexicano más grande, viejo e históricamente más importante.

Fiesta de La Candelaria

Este evento es celebrado en 13 municipios de Veracruz. Existen dos versiones sobre los orígenes de esta fiesta. 

La primera versión se basa en la veneración de los indígenas hacia una diosa llamada Chalchiuhtlicua, diosa del agua, los ríos, mares y lagunas. Se dice que cuando los españoles llegaron suplantaron a Chalchiuhtlicua por la virgen de la Candelaria, protectora de los pescadores.

La segunda versión se basa en que la virgen andaluza cuidaba a los marineros que vivían en la isla de Tlaxcotialapan. 

Sin importar la realidad, la influencia española es clara; durante la fiesta de la Candelaria se sueltan toros como en las pamplonadas europea.

Desde hace más de un siglo, los habitantes de Tlacotalpan escoltan a su patrona, la Virgen de la Candelaria (engalanada con nuevos atavíos que la hacen lucir aún más menudita), en una fastuosa cabalgata con 600 jinetes, guiados por una capitana, una teniente y una coronela. 

Sí, la supremacía femenina en esta celebración, que arranca en último día de enero a las tres de la tarde, es indudable. Las mujeres visten el traje veracruzano tradicional, con encajes, joyas, abanicos y peinetas de carey.

Al frente de la procesión va el arzobispo del puerto de Veracruz, seguido de las cofradías católicas más importantes de la región, las cuales compiten entre sí para ver quién le canta a la Virgen los mejores temas. A ese duelo de adoraciones se suman los clarines y tambores de la banda de la Escuela Naval Antón Lizardo. 

La música se escucha por doquier en las calles del pueblo.

Conforme se acerca la noche, aparecen los “toritos” los que salen de los talleres de los coheteros, y también esas bebidas preparadas con ron y jugo de frutas. Ni los primeros rayos del sol desaniman a los parranderos. La perla del Papaloapan no tiene un momento de sosiego hasta que termina la fiesta, el 9 de febrero.

Veracruz_de_Carnaval

Y es que en estos días Tlacotalpan recibe visitantes de todos los rincones del país, que no cesan de imitar a sus anfitriones y a los jaraneros, quienes realizan aquí la cumbre de sus picardías.

 En este encuentro de músicos, los participantes venden sus instrumentos, intercambian coplas y acompañan con versos y melodías al público durante todo el tiempo que dura esta festividad, sin importar si es de día o de noche. 

Con un poco de suerte es posible escuchar a los mejores exponentes del son jarocho, esos grupos que nos representan en los festivales internacionales. Mono Blanco, Los Vegas y los Cojolites (estos últimos una agrupación integrada por jovencitos que no alcanzan los 20 años) son asiduos asistentes a esta celebración, a la que también concurren jaraneros de las más humildes rancherías del estado de Veracruz.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top