Entretenimiento

La historia del son abajeño purépecha “Arriba Pichataro”, para zapatear.

Arriba Pichá taro”, originalmente se llamó “El Ponteduro” (dulce de maíz prieto tostado y cubierto de piloncillo), el autor es Daniel Plancarte Alexandre, nativo de Patamban Michoacán, donde nació el 21 de Julio de 1926 y murió alrededor del año 2000.

Era diciembre del año de 1974, y la agrupación mexicana “Los Socios del Ritmo”, acababan de sacar su nueva producción discográfica, se trataba de un sencillo que llevaba el nombre de “Arriba Pichátaro”, de la cual un medio informativo de ese entonces refería que “tal canción es muestra de la inventiva que como músicos tienen los integrantes del grupo, además de un sorprendente dominio técnico” (Melodías mexicanas”, No. 589, diciembre 10 de 1974).

“Cada instrumento juega un papel muy importante en esta grabación, pero especialmente la batería de Pepe “El Loco” Torres, que con el bombo logra el sonido de nuestro regional tambora, así también Tonacho da los sonidos clásicos de nuestra tradicional marimba con el sintetizador. Tonacho es también un extraordinario organista”, dice el medio citado.

La pieza de los Socios del Ritmo, grupo de gran fama popular, había sido arreglada por Chucho Rincón, quien era el director artístico de esa banda sonora quien mezclara perfectamente el ritmo y el sonido de los instrumentos hasta finalizar con la melodía que recorrió todo México y que alcanzó el estrellato, haciendo de la canción la mejor en los auditorios de todo el país. Miles de ventas tendría el acetato de los Socios.

Precisamente, “Los Socios del Ritmo” se debe la gran fama que tuvo la pieza al ser difundida en las radiodifusoras de todo el país, con gran aceptación, siendo así como desde entonces la obra musical se fue popularizando a tal grado que hoy día es una de las melodías más solicitadas en las fiestas y eventos que cotidianamente se realizan en cualquier ciudad y rincones de la república, y se debe al ritmo contagioso y bailable que integra su contenido melódico, muy al estilo de Michoacán, un reconocimiento a los “Socios”.

“Arriba Pichátaro”, originalmente se llamó “El Ponteduro” (dulce de maíz prieto tostado y cubierto de piloncillo), el autor es Daniel Plancarte Alexandre, nativo de Patamban Michoacán, donde nació el 21 de Julio de 1926 y murió alrededor del año 2000.

Hijo de Felipe Plancarte de esa comunidad y de Valeria Alexandre del Zauce, aprendió a leer en Patamban. A los 14 años de edad se incorporó a la orquesta de Patamban, con su maestro Salomé Pérez Miranda, con este maestro aprendió a tocar clarinete, violonchelo, violín, trombón, bajo, sax y órgano, inmediatamente, también solfeo, y aprendió a leer y escribir en papel pautado, y a los 15 años.

“El Ponteduro”, se popularizó como “Arriba Pichátaro”, porque, ciertamente, en Patamban y en los pueblos de la meseta, en las fiestas más grandes, se contrataban dos bandas de música, y se ubicaban en la plaza donde competían a ver cuál tocaba mejor, en ocasiones, había un premio monetario a la mejor banda y la gente le respondía con vivas y arribas, y como el abajeño es tan cortito y pegajoso, los de Pichátaro lo oyeron y se aprendieron bien, y en los pueblos a donde iban a tocar, casi siempre ganaban el concurso con este son, y a base de repetirlo y de escucharlo comenzaron a llamarlo “Arriba Pichátaro”. / Flavio “El Checo” Ramos.

Muchas personas con el gusto de la música de banda y bailar zapateado, ha escuchado la pieza musical “arriba Pichataro”, y algunas veces se ha preguntado, quien es el autor de esta melodía. Pichataro, es un pueblo donde fabrican muebles de madera, enclavado en la Meseta Purépecha, municipio de Tingambato, en el estado de Michoacán.

La población de Tingambato (La palabra Tingambato es de origen Purépecha y quiere decir “cerro de clima templado”. Tingambato fue incorporado al sistema español por los frailes de la orden de San Agustín, quienes en su avanzada hacia tierra caliente establecieron su convento, para desde ahí movilizarse a toda la región.) 

Se encuentra ubicada entre la ciudad de Uruapan y Pátzcuaro. Aquí se encuentra la zona arqueológica de Tinganio, que fue parte de la cultura teotihuacana. Es la división de la tierra caliente y la meseta Purépecha.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top