Entretenimiento

La música de Michoacán posee un rico acervo cultural conformado por sones.

De acuerdo a Música en Nuestro país hay una gama extensa de música, bailes y danzas y Michoacán no se queda atrás por lo que daremos a conocer algunas. Muchas ya se ha publicado algo en Latino Press, de otras no. Son calentano: violines, guitarra y percusión

La música de Michoacán tiene variaciones según la zona en que se interprete. Por ejemplo, los sones tienen dos variedades, calentanos y abajeños. El son calentano es una vigorosa expresión sonora de carácter festivo que se interpreta, como su nombre indica, en la región de Tierra Caliente. 

Su instrumentación característica está formada por uno o dos violines. También incluye una guitarra de cuerpo ancho conocida como “panzona” o “túa” (a veces sustituida por una guitarra sexta) y un tambor de doble parche conocido como “tamborita”. Sin embargo, la música de Michoacán por excelencia es la pirekua (que en lengua purépecha o p’urhépecha significa “canción”). Ejemplo de sincretismo entre las temáticas indígenas “profanas” y los cantos religiosos de los evangelizadores españoles. 

Las pirekuas son canciones nostálgicas de ritmo lento y cadencioso propias de la comunidad purépecha, grupo étnico mayoritario asentado en los 22 municipios de Michoacán que forman la “región purépecha”. Cantadas en su lengua o en español (o en una combinación de ambos) por intérpretes llamados “pireri” o “pirériecha”, las pirekuas hablan de la vida cotidiana, la belleza de la naturaleza o el sentimiento amoroso en títulos como Acha kuera’ piriri (Canto del Señor Creador), El trenecito, Male Cecilia, Paricutín, Anímecha ke tzu takua (Ofrenda para Todos los Santos), Juchá Taniperani (Entre nosotros tres), El huarache, Francisquita o El saludo del amigo. Cabe mencionar que en el 2010 este canto tradicional fue nombrado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. 

La música de Michoacán se acompaña por danzas, las cuales se asocian con diversas festividades como la Danza del paloteo (baile de origen prehispánico donde un grupo de hombres hace una ofrenda a los dioses del Sol y la Luna para pedir su ayuda antes de un combate). La Danza de los tumbis o Danza de los jóvenes pescadores (originaria del pueblo ichupio, asentado en la zona lacustre de Pátzcuaro, la cual depende económicamente de la pesca). 

La Danza de los cúrpites o kúrpites (baile purépecha de carácter religioso) y su variante chusca que se llama Danza de los cúrpites feos. Asimismo, la Danza de los moros (representación de la lucha entre moros y cristianos donde los bailarines van ataviados con chaleco negro de terciopelo, camisa blanca, capa de satín, un gran turbante, espuelas de acero y una vara con listones de colores). Por otra parte, originaria de Tiríndaro, está la Danza de los pukes, en la que un grupo de jóvenes ataviados con máscaras y cuernos de venado simulan pelear, saltando y chocando los cuernos al compás de una banda de instrumentos de viento).

También encontramos la Danza del torito de petate (que se representa al inicio de las festividades de Cuaresma y en la que un danzante que porta un toro hecho con un armazón de madera, el cual está cubierto con cartones o tela y adorando con papel de china de colores baila acompañado de un caporal o “apache” que lleva en la boca algo que simula ser una rata y con la que espanta a los espectadores, un hombre disfrazado de mujer denominado “maringuía” que lidia con el toro y un “caballito” que da vueltas a su alrededor hasta que el caporal acaba con la vida del torito poniéndole su machete sobre la cabeza). 

Mención aparte merece la famosísima Danza de los viejitos (o T’arche Uarakua). Divertido baile originario de la isla de  Jarácuaro en el que los danzantes van vestidos como campesinos y portan llamativos sarapes, cabelleras de zacate, sombreros con largas cintas de colores y máscaras de pasta de caña o de madera con facciones sonrientes de ancianos sin dientes. Apoyados en un bastón, encorvados y achacosos, los “viejitos” muestran decrepitud al inicio del baile.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top