Internacionales

La Policía dispersa una vigilia por miembros de Sendero Luminoso masacrados en 1986

(EFE).- La Policía Nacional del Perú (PNP) dispersó hoy una improvisada vigilia de los familiares de los terroristas de Sendero Luminoso masacrados en 1986 durante una sucesión de motines en tres prisiones de Lima y el Callao.

Un grupo de agentes antidisturbios disuadió la concentración de los familiares, celebrada en la entrada de la sede de la Corte Superior de Justicia de Lima, donde colocaron velas juntos a las fotografías de sus familiares asesinados por las fuerzas del orden.

Antes de la actuación policial, los manifestantes corearon consignas en reclamo al Estado peruano para recibir los restos de sus familiares y a su derecho a honrar la memoria de sus hijos, padres y hermanos muertos.

También reclamaron que no se demola un polémico mausoleo donde están reunidos varias víctimas de esa matanza, y calificado de construcción ilegal por las autoridades municipales del populoso distrito limeño de Comas, tras revelarse en medios que era lugar de procesiones en honor a los terroristas muertos.

La vigilia se realiza apenas un mes después de que el Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), considerado el brazo político de Sendero Luminoso, marchara con fotografías de su fundador, Abimael Guzmán, y otros líderes senderistas encarcelados durante el 1 de mayo, día del trabajador.

El Congreso de Perú, controlado con mayoría absoluta por el partido fujimorista Fuerza Popular, convocó al ministro del Interior, Carlos Basombrío, a que explicara las razones por las que la Policía no dispersó esa movilización, considerada por algunos parlamentarios como un presunto delito de apología al terrorismo.

En la matanza para reprimir los motines en las prisiones, ocurrida durante el primer mandato del expresidente Alan García (1985-1990), fallecieron 249 personas en las cárceles de Lurigancho, en Lima, y en las de Santa Bárbara, de mujeres, y de El Frontón, ambas en el Callao, la ciudad portuaria aledaña a Lima.

Está previsto que el 8 de septiembre comience juicio oral por la masacre de El Frontón, donde serán juzgados seis oficiales y veintinueve suboficiales de la Marina de Guerra del Perú, para quienes la Fiscalía pide penas de entre 25 y 30 años de cárcel por presunto homicidio calificado de 133 reclusos.

La matanza fue uno de los casos investigados por la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) y recibió la calificación de violación a los derechos humanos.

Sendero Luminoso, de ideología maoísta, fue el responsable de la mayoría de los casi 70.000 muertos que se registraron en Perú entre 1980 y 2000 durante el conflicto armado que los subversivos lanzaron contra el Estado peruano, según el informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR).

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top