Inmigración

Migrantes que retornan a México se sienten “extraños” en su propia casa

Migrantes originarios de la Ciudad de México, que se ha convertido en la entidad más expulsora del país, relataron su experiencia como indocumentados y el reto que representa regresar a una tierra en la que son prácticamente extranjeros.

Para Jorge Aguilar, por ejemplo, la historia de su retorno se ha caracterizado por enfrentarse al prejuicio de sus connacionales, para quienes la deportación es más un estigma que una condición jurídica.

“Me fui en el 2004 a Tennessee, estuve 13 años allá·, me fui pensando en sacar adelante a mis tres hijos que tengo aquí, y todo iba muy bien, a través de mi trabajo los mantenía”.

Aguilar, cuya especialidad es trabajar en las cocinas de los restaurantes, fue detenido en agosto de 2016 por carecer de licencia para conducir, por lo que permaneció en la cárcel del condado hasta que lo deportaron, en diciembre.

“El problema es que no nos dan fácilmente trabajo porque somos repatriados, cuando te entrevistan y les cuentas la historia de por qué te regresaron piensan que les mentimos, que nos sacaron por vender droga o por haber matado o robado”, lamenta.

Desde Azcapotzalco, Adán Jácome decidió perseguir el sueño americano en Las Vegas, Nevada.

El sueño duró 16 años, hasta que una infracción de tránsito y un paso de cinco días por la cárcel lo devolvió a la Capital.

“Donde he ido a buscar trabajo me dicen que no, por mi edad, y no denigro a mi País, estoy agradecido, pero me sorprendo porque en Estados Unidos si voy a un restaurante, con mi edad, me agarran aunque no tenga papeles”, explica Jácome.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top