Inmigración

Oficiales de ICE en la mira por presionar a inmigrantes a “juguetear” sexualmente

ICE oficiales

 Una de las víctimas está a punto de ser deportada. 

 Varias mujeres inmigrantes indocumentados denunciaron haber sido víctimas de acoso sexual “sistemático” por parte de guardias dentro de un centro de detención del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en el Paso, Texas. 

El acoso sexual en contra de mujeres inmigrantes se ha convertido en “patrón y práctica” común de abuso, afirma una queja presentada ante la oficina del fiscal federal en Texas, de acuerdo con información obtenida y publicada por ProPublica. 

De acuerdo con los documentos obtenidos, por los menos tres mujeres fueron víctimas de acoso sexual de forma sistemática por parte de guardias en el centro de ICE, muchas veces en aéreas no visibles para las cámaras de seguridad. 

El acoso sexual involucra a oficiales de alto rango que según la acusación dijeron a sus víctimas que nadie les creería si los denunciaban. 

La queja, presentada también ante la Oficina del Inspector General, indica que varios guardias besaron y tocaron “a la fuerza” las partes intimas de por lo menos una mujer, una inmigrante indocumentada mexicana que enfrenta una posible deportación la próxima semana. 

Desde que la queja fue presentada el miércoles, por lo menos dos mujeres más, incluyendo una que actualmente se encuentra detenida en El Paso, han denunciado abuso sexual en su contra. 

Las acusaciones de abuso en El Paso surgieron después de que una mujer identificada como de origen salvadoreño, de 32 años de edad, quien fue dejada en libertad debido a condiciones médicas, relató a un abogado lo que estaba pasando en el centro de detenciones. 

La inmigrante salvadoreña dijo a Linda Corchado, director general de Las Americas Immigrant Advocacy Center, que estuvo detenida por tres meses y constantemente fue acosada, indicó Propublica. 

La mujer dijo que un guardia le dijo que si “jugueteaba con él” le daría uniformes limpios y jabón, y le pagaría “mucho dinero” si se reunía con él para tener sexo en un punto no visible para las cámaras. Otros dos oficiales también la hicieron blanco de sus propuestas. 

La mujer dijo que los guardias insisten que las mujeres firmen para recibir medicamentos contra la ansiedad y la depresión, están a cargo de supervisar la entrega de los medicamentos en la noche y tienen acceso a una área cerrada fuera de la vista de las cámaras. 

De acuerdo con información obtenida por el grupo Freedom for Immigrants, entre el 2010 y el 2016 se presentaron 14,700 quejas de abuso sexual y abuso físico en contra de oficiales del ICE, pero sólo muy pocas de estas quejas fueron investigadas por la Oficina del Inspector General. 

Acusan que audiencias para deportación en persona ponen en peligro a inmigrantes 

 El temor al contagio por el COVID-19, que se ha cobrado miles de vidas en EE.UU., llevó a un grupo de abogados de inmigración de Nueva Jersey a demandar a la Administración del presidente Donald Trump en un tribunal federal para que ponga fin a las audiencias de deportación que se hacen en persona, al considerar que ponen en peligro su salud y la de sus clientes. 

El capítulo de Nueva Jersey de la Asociación Nacional de Abogados de Inmigración (NJ-AILA) acudió al tribunal federal en la ciudad de Newark en una demanda contra el Gobierno estadounidense –otra más en la larga lista de casos legales contra esta Administración– porque alegan que esas audiencias son ilegales, en una acción que consideran “caprichosa y arbitraria”, según la demanda. 

Audiencias en video 

Los abogados están pidiendo a la corte federal, también en Newark, que esas audiencias de deportación para inmigrantes no detenidos se realicen por videoconferencia, como ocurre con otras cortes en el estado de Nueva Jersey. 

“La ley dice que las audiencias de deportación se hacen en persona o por video”, dijo el abogado peruano César Estela, miembro de NJ-AILA. 

Otro grupo de abogados especializados en inmigración, esta vez de Arizona, también han denunciado que trabajan bajo el “terror” de contagiarse con el coronavirus, porque se han mantenido algunas audiencias en tribunales así como visitas a centros de detención. 

“En todas las cortes en Nueva Jersey, estatales, municipales, federales, (las audiencias) se hacen por videochat y no se explica por qué están haciendo esto cuando sus propios oficiales no quieren presentarse”, dijo el abogado, refiriéndose al hecho de que los fiscales que llevan estos casos de deportación no atienden en persona las audiencias. 

“Los fiscales de inmigración se presentan por vídeo porque les da miedo ir al edificio (donde está la corte) a enfermarse. El edificio tiene una puerta inmensa de entrada y ahí se aglomeran 100 o 200 personas cada hora para entrar, los elevadores son pequeños y no están ventilados, las salas de la corte son bien pequeñas”, argumentó Estela sobre las condiciones que enfrentan abogados, clientes y empleados del tribunal.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top