México

Partidos fugaces no lograron registro y costaron al erario $564.6 millones.

Francisco Castellanos j.

El PES, Fuerza por México y RSP, de reciente creación, recibieron cada uno 161.9 mdp; ninguno logró 3% de la votación.

De acuerdo a Magali Juárez, con ocho meses de vida, los partidos Encuentro Solidario (PES), Fuerza por México (FXM) y Redes Sociales Progresistas (RSP) tuvieron un costo para el país de 564.6 millones de pesos que utilizaron para sus primeras semanas de existencia y para las campañas electorales.

Pese a que cada una de estas tres fuerzas políticas recibió 161.9 millones de pesos para participar en el pasado proceso electoral federal con el objetivo de conservar su registro, no alcanzaron el 3 por ciento de la votación requerido para seguir como partidos políticos nacionales.

De acuerdo con datos del Gobierno federal, a través del programa La Escuela es Nuestra se destinan 500 millones de pesos para la recuperación de los planteles públicos tras la pandemia del Covid-19, casi el mismo monto de las prerrogativas que se les otorgaron a estos partidos durante ocho meses.

A partir de octubre y en los tres últimos meses del año pasado, a estas tres fuerzas políticas se les otorgaron 78.6 millones de pesos.

De acuerdo al presupuesto programado para este año electoral, de los 161.9 millones de pesos que se les asignaron a cada uno de los tres partidos, 105 millones fueron para actividades ordinarias, 31.5 millones para gastos de campaña, 17.5 millones correspondientes a la franquicia postal, 4.7 millones para actividades específicas, 3.1 millones para el liderazgo político de las mujeres y 69 mil pesos de la franquicia telegráfica.

El cómputo distrital confirmó los datos que se habían presentado en los resultados preliminares de las elecciones, que señalaban que pese a su participación en los comicios federales, los tres partidos no alcanzaron el 3 por ciento requerido para conservar su registro.

En el caso de Encuentro Solidario obtuvo 1.3 millones de sufragios, equivalente al 2.7 por ciento de la votación; Fuerza por México alcanzó 1.2 millones, que representan 2.4 por ciento, y Redes Sociales Progresistas consiguieron 868 mil 515 votos, es decir, 1.7 por ciento. Incluso los votos nulos, si hubieran sido un partido político, podrían obtener su registro, ya que sumaron 1.6 millones, equivalentes al 3.4 por ciento.

Una vez que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) califique los comicios federales y confirme los votos recibidos por cada partido, comenzará el proceso para su liquidación.

El dato: En 2018 PRD y PVEM no alcanzaron el 3% de los votos en la elección para diputados, pero conservaron el registro pues sí rebasaron esa brecha en la presidencial y la del Senado.

MÁS DE DOS DÉCADAS DE “CHIQUILLADA”

Estos tres partidos no son los únicos que han tenido un periodo corto de vida, ya que en los últimos 24 años un total de 19 partidos se han quedado en el camino y no han conseguido el porcentaje de votación suficiente para conservar su registro.

No obstante, en su corto periodo de vida han obtenido recursos del erario público que ascienden a una cifra cercana a los siete mil millones de pesos.

Los registros históricos de la autoridad electoral federal refieren que durante este periodo se ha otorgado financiamiento público por más de 6 mil 941 millones de pesos para actividades ordinarias y campañas de las fuerzas políticas que han tenido un periodo de vida limitado.

De acuerdo con el gobierno de la Ciudad de México, el total de recursos que dejó de ingresar la Ciudad de México en 2020, como consecuencia de las medidas para contener la pandemia de Covid-19 ascendieron a 7 mil millones de pesos, un monto similar al otorgado a las fuerzas políticas que obtienen y pierden su registro en poco tiempo.

La lista de partidos que han tenido una participación efímera en la vida política nacional incluye a algunos que han participado en diversos comicios presidenciales.

En las elecciones del año 2000, el Partido del Centro Democrático tuvo su propio candidato presidencial en la figura del extinto Manuel Camacho Solís, quien también fue fundador de este instituto político. En esos mismos comicios, el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM) postuló a Porfirio Muñoz Ledo a la Presidencia.

Mientras que Democracia Social impulsó a Gilberto Rincón Gallardo y el Partido de la Sociedad Nacionalista se sumó a la alianza del PRD, PT y Convergencia, que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas. Todos perdieron su registro en poco tiempo.

Nueva Alianza es uno de los partidos que destaca entre los partidos fugaces, no sólo porque también participó en comicios presidenciales, sino porque de estas fuerzas políticas es el que obtuvo el mayor financiamiento público, con 2 mil 908 millones de pesos.

Otros, como el Partido de la Sociedad Nacionalista recibieron prerrogativas por 451 millones de pesos; el Partido Alianza Social, 443.6 millones, y Alternativa Socialdemócrata y Campesina 385.1 millones.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top