Salud

Proponen en México cirugías gratuitas para víctimas de violencia de género

(EFE).- La violencia de género ha golpeado a muchas mujeres en México y por ello un cirujano plástico intenta llevar al Senado una iniciativa para que ellas tengan acceso a cirugías reconstructivas en las instituciones públicas de salud.

Claudia vivió un noviazgo violento. Los celos de Gerardo lo llevaban a revisarle el celular, a cuestionarle las salidas y los amigos que frecuentaba. Un día, en la calle, la empujó contra la pared.

Aún así, decidió casarse con él, pensando que en el matrimonio las cosas cambiarían, pero la realidad es que empeoraron y un día, en un arranque de celos, Gerardo intentó asfixiarla con una cuerda y, aunque sobrevivió y dejó a su esposo, el ataque le dejó una marca imborrable en el cuello que todos los días le recuerda ese episodio.

Es por casos como el de Claudia que médicos como el cirujano plástico Antonio Castellanos intentan promover que las mujeres víctimas de violencia de género tengan derecho a una cirugía reconstructiva en las instituciones de salud del Estado mexicano.

“Muchas veces a estas mujeres se les enreda en un asunto judicial, van al Ministerio Público a hacer la demanda, pero retrasan su atención médica”, detalla Castellanos a Efe.

El año pasado, señala, Brasil aprobó una norma para que cualquier mujer que sea víctima de violencia y requiera una intervención quirúrgica pueda solicitar en los centros públicos de salud una consulta médica con un cirujano plástico especializado.

La víctima solo necesita presentar ante la policía la respectiva denuncia de la agresión que sufrió para garantizar su derecho a la cirugía sin costo alguno.

“Queremos replicar eso. El primer paso sería que los hospitales públicos sean el primer punto de contacto, que ahí se puedan atender casos de cirugía plástica, roturas de huesos, costilla, derivados de la violencia de género”, explica.

Según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares levantada en el 2013 por el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (Inegi), en México poco más de 9 millones de mujeres declararon haber tenido al menos una agresión por parte de su pareja.

De ellas, 1.813.370 mujeres que aseguraron haber sufrido violencia física, a 73 % las han empujado o jalado del pelo, 51 % han sido víctimas de golpes con las manos o algún objeto, a 17 % las han pateado, al 4 % las han tratado de asfixiar, al 3,5 % las han agredido con un cuchillo o navaja y al 5 % les han disparado con un arma.

El doctor dijo que en los casos de violencia física es muy importante que la víctima reciba atención “lo antes posible”, ya que hay menos posibilidades de que una herida se contamine y “es más fácil hacer la reparación”.

“Hay veces que tardan hasta dos semanas en llegar a nosotros”, lamenta.

La atención médica, a la par de la jurídica y psicológica, hará que la víctima “se sienta mucho mejor” y ayude a su autoestima.

Aunque la propuesta ha tenido aceptación en la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva (AMCPER), que reúne a unos mil cirujanos, Castellaños reconoce que ha sido difícil llegar hasta el Senado para presentarla.

“Nos hace falta adquirir una postura formal para que, a través de la AMCPER, (…) hagamos llegar la propuesta tanto a la Secretaría de Salud como a la Comisión de Salud del Senado”, apunta.

No obstante, confió en que el proyecto pronto sea una realidad, pues “la cirugía reconstructiva puede significar el inicio de una nueva vida para estas mujeres que a menudo están deprimidas, lo que afecta su vida en general y de pareja”.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top