Internacionales

Rusia aprobó la primera vacuna contra el COVID-19 en el mundo; una hija de Putin ya se la aplicó

Sputnik-V. Con este nombre que recuerda al primer satélite artificial colocado en el espacio en la historia de la humanidad, una hazaña de la agencia espacial soviética, Rusia aprobó la primera vacuna contra el COVID-19 en el mundo.

De hecho, una hija de Putin ya se aplicó el fármaco desarrollado por el Instituto Gamaleya de Moscú. Con el mediático nombre de Sputnik-V, además de entusiasmo, esta primera vacuna ha causado preocupación en la comunidad científica internacional que cuestiona su seguridad y el rigor de los ensayos clínicos a los que fue sometida.

El jefe del Kremlin agregó que una de sus hijas ya se ha vacunado con el medicamento ruso y, aunque experimentó un ligero aumento de temperatura después de cada dosis, “ahora se siente bien”.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud señaló que el medicamento ruso deberá seguir los trámites de precalificación y revisión marcados por ese organismo.

Rusia es el cuarto país en el mundo por el número de los contagios del nuevo coronavirus.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top