Tradiciones Mexicanas

Sonora: Reserva El Pinacate, un lugar místico para explorar

Francisco Castellanos J.

HERMOSILLO, SONORA. El estado de Sonora, el segundo más grande de México, tiene una diversidad de destinos que anualmente atraen a los turistas nacionales y extranjeros; sin embargo, la Reserva de la Biosfera El Pinacate y el Gran Desierto de Altar, es una joya llena de misticismo que ofrece naturaleza y paisajes increíbles, que pocas veces se encuentran en otros sitios.

Conformada por una superficie de 714 mil hectáreas, la Reserva El Pinacate enamora a los viajeros por sus majestuosos cráteres volcánicos, así como dunas que llegan a alcanzar una altura de 200 metros y presentan formas lineales, de estrella y de cúpula.

Es un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO) ya que alberga más de mil especies de flora y fauna, además de ser el desierto más biodiverso del mundo.

Al visitar este sitio, localizado en los municipios General Plutarco Elías Calles, Puerto Peñasco y San Luis Rio Colorado, te sentirás en el espacio, pues por sus características fue seleccionado por la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) como campo de entrenamiento para los astronautas del Programa Apolo de 1965 a 1970, según informó Adriana Gochez.

En 2018 también fue utilizado por profesionistas en la materia que llegarán a Marte en 2030.

El Pinacate es conocido por contar con un acervo de vestigios arqueológicos con más de 20 mil años de antigüedad, pues fue un sitio importante para los Tohono O’odham, indígenas quienes consideran que el origen de su creación fue en el Pico Pinacate, donde aún se llevan a cabo ceremonias sagradas, de acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Para disfrutar al máximo tu visita en El Pinacate uno de los lugares para iniciar el recorrido es el Museo y Centro de Visitantes Schuk Toak, el cual cuenta con objetos, pantallas interactivas, videos e imágenes relativas al desierto sonorense, especialmente el Escudo volcánico El Pinacate y el Gran Desierto de Altar. 

Podrás pasear por sus tres senderos, los cuales ofrecen paisajes inigualables. Además, cuenta con un Centro de Visitantes, erigido sobre un flujo de lava.

Actualmente, debido a la contingencia sanitaria el recinto sólo abre de jueves a domingo de las 9:00 a las 17:00 horas. Es obligatorio el uso de cubrebocas.

Si eres amante de acampar, El Pinacate es un lugar ideal, pues está lleno de misticismo.

Las dos zonas para realizar esta actividad son El Tecolote y el Cono Rojo, la primera está entre los cráteres de El Elegante y El Colorado; y la segunda, es el sitio que te lleva a la cima del imponente Cerro del Pinacate.

Sin embargo, si lo tuyo es la aventura, podrás recorrer la reserva a bordo de un vehículo todoterreno para disfrutar de la fauna y flora del lugar. Para no perderte en la travesía te recomendamos contratar un guía.

Una de las rutas más conocidas de la Reserva El Pinacate es la de los cráteres, que consta de un paseo de 80 kilómetros ingresando por la Estación Biológica. Tiene una duración de tres horas y podrás ver los sorprendentes paisajes a partir de ceniza volcánica y flujos de lava.

En cambio, para los vacacionistas que prefieren el senderismo se puede caminar por las impresionantes colinas de arena, donde tendrás contacto con la flora y fauna del sitio.

Entre octubre y mayo son las fechas recomendadas para hacer este recorrido de 2.4 kilómetros.

Cerca de la reserva se encuentra el destino costero Puerto Peñasco, que ofrece aventura y naturaleza. Se pueden practicar deportes acuáticos como buceo, windsurf, snorkeling, paseo en jet ski y pesca deportiva.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top