Internacionales

Un tribunal rechaza el pedido de anulación del juicio a la cúpula de Sendero Luminoso

(EFE).- Un tribunal peruano declaró hoy improcedente un recurso de nulidad extraordinario del juicio que se sigue al líder y fundador de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y la cúpula de esa agrupación terrorista por un atentado que dejó 25 personas muertas en el distrito limeño de Miraflores, en 1992.

La decisión fue tomada por el Colegiado “A” de la Sala Penal Nacional, que rechazó el recurso planteado por los abogados de los cabecillas de Sendero Luminoso, según informó el Poder Judicial en un comunicado.

De acuerdo con la información, la parte acusada pretendía que se anule todo lo actuado debido a una supuesta vulneración del derecho de defensa desde la etapa de investigación fiscal así como durante el proceso oral, que se desarrolla en la sala de juicios de la Base Naval del Callao, donde está preso Guzmán.

El tribunal, que preside el magistrado René Martínez e integran Edhin Campos y Hans Contreras, aseguró que el juicio cumple con las garantías que ordena la ley y se respeta el derecho de defensa.

“Existe un derecho de defensa irrestricto en este proceso y les damos siempre un tiempo suficiente a cada abogado para expresar sus planteamientos, lo cual está registrado en audio y video”, expresó Contreras, quien además rechazó que el juicio esté conducido bajo criterios políticos.

El pasado 7 de marzo, el tribunal también rechazó un pedido de prescripción de los delitos imputados a los acusados y otro para que se archive el caso.

En su resolución, el tribunal argumentó que el plazo extraordinario de prescripción alcanza los 30 años porque está relacionado a hechos punibles sancionados hasta con cadena perpetua.

Además de Guzmán, apodado presidente “Gonzalo”, los otros once acusados son su esposa, Elena Yparraguirre (camarada “Miriam”), su jefe militar Óscar Ramírez (camarada “Feliciano”), Osman Morote (camarada “Remigio”), María Guadalupe Pantoja (camarada “Doris”) y Laura Zambrano (camarada “Meche”), todos ellos en prisión.

También están acusados los encarcelados Florentino Cerrón (camarada “Marcelo”), Florindo Eleuterio Flores (camarada “Artemio”), Edmundo Cox (camarada “Federico”), Margot Liendo (camarada “Noemí”), y en libertad Elizabeth Cárdenas (camarada “Aurora”) y Moisés Limaco (camarada “Ramiro”).

El juicio intenta establecer la autoría mediata (responsabilidad con dominio del hecho) del atentado cometido en la calle Tarata y el apoyo que Sendero Luminoso brindó a bandas de narcotraficantes durante su campaña contra el Estado peruano desde principios de los años 80 hasta la captura de Guzmán en 1992.

El 16 de julio de 1992 un comando de Sendero colocó un vehículo cargado con 400 kilos de dinamita en la estrecha calle Tarata, en el centro del pudiente y turístico municipio de Miraflores, que, al explotar, destruyó varios edificios y dejó 25 muertos, 155 heridos y 360 familias damnificadas.

Dos meses después del ataque, Guzmán fue capturado por la Policía peruana en una casa de Lima y posteriormente fueron detenidos otros miembros de la cúpula de Sendero, quienes se habían lanzado a atacar la capital tras desarrollar su “guerra popular”, sobre todo, en alejados poblados rurales de la sierra y la selva del país.

Sendero Luminoso es el principal responsable de los más de 69.000 muertos que dejó el conflicto internado ocurrido entre 1980 y 2000 en Perú, según el informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR).

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top