Salud

¿Consume demasiada sal? Aquí tiene algunas formas de reducirla… gradualmente.

¿Sabía que “sal” y “sodio” no son lo mismo, aunque a menudo se utilicen indistintamente? El sodio, un mineral, es uno de los elementos que se encuentran en la sal. La mayor parte del sodio que consume proviene de la sal.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés) trabaja para asegurase que las personas tengan un mayor acceso a alimentos más sanos y a información nutricional fácil de entender para hacer elecciones más saludables. Una forma de hacerlo es que sea más fácil para usted y a su familia consumir de menos sodio.

Dado que aproximadamente el 70% del sodio que se consume procede de los alimentos procesados (envasados) y de los alimentos de los restaurantes, la FDA está trabajando estrechamente con la industria, pidiendo a los fabricantes que reduzcan gradualmente el sodio en una amplia gama de alimentos. De este modo, habrá más opciones de alimentos con menos sodio.

Usted y su familia también pueden tomar medidas para reducir la cantidad de sal y, por lo tanto, de sodio que consumen. El límite recomendado de sodio es de 2,300 miligramos (mg) al día, para las personas de 14 años o mayores. ¡Sin embargo, los estadounidenses consumen en promedio 3,400 mg al día!

¿Por qué reducir el sodio?

Un exceso de sodio puede provocar hipertensión arterial, una de las principales causas de enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares. El 90% de los adultos estadounidenses consume más sodio del recomendado. Aunque más de 4 de cada 10 estadounidenses tienen la presión arterial alta, en los adultos afroamericanos no hispanos esa cifra aumenta a casi 6 de cada 10.

Además, los niños y adolescentes también consumen demasiado sodio. Las pruebas demuestran que los niños que consumen alimentos con alto contenido en sodio pueden continuar con esos hábitos alimenticios a la edad adulta.

Medidas que puede tomar para reducir el sodio

Trate de reducir los alimentos con alto contenido en sodio, como los sándwiches de carnes frías, la pizza, los burritos y los tacos. Recuerde que es importante reducir la sal cuando se come en casa y cuando se come en restaurantes. Si pide un plato del menú estándar en una cadena de restaurantes, pida ver la información nutricional escrita y elija una opción más baja en sodio.

Compare los productos. Antes de comprar, consulte la etiqueta de información nutricional interactiva para comparar el contenido de sodio de los productos envasados (hay bastante variedad entre alimentos similares). Por ejemplo, los datos recopilados por la FDA muestran que los panes pueden variar entre 300 mg y 700 mg por cada 100 gramos de pan.

Trate de mantenerse por debajo del valor diario (VD) de sodio. El VD de sodio es el límite diario recomendado; su objetivo es no superar esa cantidad. Como guía general, un 5% de VD o menos de sodio por ración se considera bajo, y un 20% de VD o más de sodio por ración se considera alto.

Amplíe sus opciones de especias. Pruebe las combinaciones de condimentos sin sal, y las hierbas y especias en lugar de la sal para darle más sabor a su comida.

Para obtener más información, por favor visite El sodio en su dieta | FDA.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top