Entretenimiento

Pepita Gomís murió entre los brazos de su hijo Héctor Suárez Gomís.

A través de las Redes Sociales se dio a conocer el 26 de diciembre la muerte de Pepita Gomís sorprendió al mundo del espectáculo.

Héctor Suárez Gomís dio a conocer la triste noticia a través de sus redes sociales y a pocos días de su fallecimiento reveló cómo fueron los últimos momentos de su mamá.

Ese domingo la presentadora del exitoso programa Telekinder empezó a tener problemas para respirar y le costaba trabajo hablar, narró el actor. “Le acerqué una pequeña libreta y una pluma para que escribiera lo que quería decirme”.

En el post de Instagram con varias fotografías de su madre, Héctor Suárez Gomís dijo que Pepita Gomís intentó escribir “No puedo respirar”. Momentos después y tras caérsele la pluma se recargó en su sillón, “la tomé entre mis brazos y unos segundos después dejó de respirar”.

@julietasuarezgomis y yo le decíamos cariño “brujita”… Y es que mi mamá dedicó los últimos 40 años de su vida a estudiar profundamente numerología. Todo, absolutamente todo para ella tenía que ver con los números, los planetas, el zodiaco, los números maestros, las fechas y desde que yo era muy niño; le apasionaba el esoterismo, lo paranormal, la teosofía, el hermetismo, el estudio de lo oculto.

A la casa iban a cenar seres extraños, pero con un conocimiento y una sabiduría que nadie más tenía.

A los 13 años, un muy amigo suyo llamado Salvador Freixedo, me contó todo lo que se habla en la novela de El Código Da Vinci. Después de oírlo durante más de dos horas, me abrazó y me dijo que nada de lo que me había contado era verdad.

¡Tienes que aprender a encontrar la verdad por ti mismo!

Y eso he tratado de hacer desde hace 40 años.

Las historias de mi mamá, sus amistades y la cantidad de libros extraños pero apasionantes que tenía en la biblioteca de la casa fueron determinantes en mi formación.

Un domingo en Los Ángeles, me pidió que la acompañara a oír una conferencia de un tal Manly P Hall y quedé maravillado de lo que oí. Saliendo de la conferencia se compró un libro que fue, es y seguirá siendo imprescindible para mí. “The secret teachings of all ages”. Hace unos años salió una versión en español editada por el brillante Javier Sierra.

Otro personaje al que me hizo amar desde niño, fue a Pitágoras y no, no solo hablábamos de su teorema y el significado oculto de este sino de muchas otras cosas que ella admiraba de él.

Mucha gente que creció viendo Tele-Kinder se acerca a mí y me pregunta si mi mamá cantaba y se comportaba como en el programa… La respuesta es sí, pero de eso no me acuerdo tanto como de la formación intelectual que tengo gracias a ella y su muy particular, extraño, alternativo y mágico mundo.

De su amor por la pintura (que también me heredó) hablaré otro día, pero puedo adelantar que me hizo amar a Picasso tanto que por eso mi hijo lleva su nombre.

¡Te amo, mami!

¡GRACIAS POR SER MI MAMÁ!

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top