De Mujer A Mujer

Sandra Maria González, Profesora Distinguida del Año en Michigan 2022.

Sandra M. Gonzales, profesora asociada de educación bilingüe/bicultural en Wayne State University, ha sido honrada como una de las ganadoras del premio Profesor Distinguido del Año de Michigan, que reconoce las contribuciones sobresalientes y la dedicación exhibida por los profesores de las 15 universidades públicas de Michigan a la educación de los estudiantes de pregrado.

El comité de Oficiales de Asuntos Académicos de la Asociación de Universidades Estatales de Michigan celebrará a los nominados y ganadores de este premio anual este 15 de abril de 2022 durante un almuerzo en el Centro Lansing.

“La profesora Gonzales se encuentra entre los premiados que continúan brindando nuevos conocimientos e innovación en la enseñanza y el aprendizaje a las universidades públicas de Michigan”, dijo el Dr. Daniel J. Hurley, director ejecutivo de la Asociación de Universidades Estatales de Michigan. “Estos profesores tienen la mayor dedicación a sus estudiantes, asegurándose de que estén bien preparados para tener un impacto significativo en su carrera y en sus comunidades”.

Gonzales ha trabajado en Wayne State desde 2011. Sus intereses de investigación incluyen la intersección de la educación bilingüe/bicultural y familiar y comunitaria con los estudios indígenas y latinos, y es conocida por su participación en iniciativas de acceso educativo en el campus y más allá.

Su estilo pedagógico cambia el modelo tradicional de maestro como experto, lo que permite a los estudiantes centrar sus propias experiencias culturales para el éxito académico. Cuando sus alumnos se convierten en maestros certificados, toman este estilo pedagógico y crean sus propias aulas cultural y lingüísticamente receptivas que se centran en las fortalezas y diversidad de sus alumnos. Gonzales ha desarrollado y renovado cursos para alinearse con los estándares de certificación y preparación de maestros. También ha liderado oportunidades de estudios de verano en el extranjero en España e iniciativas globales de aprendizaje virtual en Italia y los Emiratos Árabes Unidos. Es una académica, asesora y mentora altamente productiva.

“Como líder del campus, la Dra. Gonzales está comprometido a crear experiencias de aprendizaje inclusivas y aumentar el éxito de los estudiantes en Wayne State University”, dijo Mark Kornbluh, rector Wayne State University y vicepresidente senior de asuntos académicos. “Sus estudiantes notan un fuerte sentido de pertenencia e inclusión en su salón de clases y hablan de su capacidad para modelar la autenticidad y el cuidado mientras eleva las voces de los estudiantes. Wayne State es extremadamente afortunada de contar con la Dra. Sandra M. Gonzales dentro de nuestra facultad”.

Gonzales recibió en 2021 el honor de enseñanza más alto de WSU, el Premio del Presidente a la Excelencia en la Enseñanza. En 2017, recibió el Premio de Desarrollo Docente Dotado Kathleen Reilly Koory, y en 2016 fue reconocida con el Premio de Becas de la Facultad de Educación de Wayne State University. En 2014, Eastern Michigan University creó el Premio Sandra M. Gonzales Trailblazer en su honor, y ella fue la primera en recibirlo.

Gonzales se ha desempeñado en el Comité Asesor de Aprendices de Inglés del Departamento de Educación de Michigan y en el Comité de Educación de la Agenda Latina de Detroit.

1. Cuéntanos quién eres Sandra?:

Soy originaria de SW Detroit. Mi madre es de Monterrey, México y mi padre es de San Antonio, Texas. Mis abuelos eran trabajadores agrícolas inmigrantes que se establecieron en el suroeste de Detroit debido a las oportunidades en la industria automotriz. 

Soy hija única y la primera en mi familia en graduarse de la universidad. Originalmente no planeé ir a la universidad. Pero una mujer afroamericana llamada Linda McIntyre llegó a mi vida y me animó a postularme. Ella me organizó un recorrido por el campus de Michigan State University. Mientras estaba allí, el reclutador me sentó y me hizo completar una solicitud de admisión. Gracias a Dios, me aceptaron. Este único acto de bondad cambió mi vida para siempre. Muestra lo importante que es trabajar en todas las comunidades para ser un apoyo para los jóvenes. Completé mi licenciatura en 1992. 

Algunos de mis primeros trabajos fueron en Casa María Family Services y CHASS Clinic, como trabajadora social. En 1994, me mudé a Seattle, Washington, para obtener una maestría en Consejería de Salud Mental. Viví allí durante 6 años y me encantó. Tuve una carrera realmente exitosa como Directora de Servicios Sociales y Educación para la Salud en un centro de salud para inmigrantes, pero decidí irme para poder volver a la escuela para obtener mi doctorado. Esta vez quise estudiar Educación Internacional porque vi la necesidad de apoyar a la juventud migrante. Para mí, estaba cerrando el círculo de la historia de mi propia familia como trabajadores agrícolas en la Corriente Migrante del Medio Oeste. 

Empecé a comprender las barreras que enfrentaban, el dolor y el estigma que soportaban y por qué abandonaron la escuela antes de graduarse. Sabía que tenía que hacer algo para abordar las desigualdades que nuestra gente experimenta en las escuelas. Dejé Seattle para ir a la Escuela de Profesores de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York, donde obtuve una segunda maestría y luego un doctorado en Educación Internacional. Estaba trabajando en Eastern Michigan University como directora del programa Upward Bound cuando se abrió la oportunidad en Wayne State University. Ni en mis mejores sueños pensé que sería profesora. Estoy agradecida con todos los maravillosos mentores que inspiraron mi visión y mi camino. Ahora es el trabajo de mi vida hacer lo mismo por los jóvenes de nuestra comunidad.

2. ¿Cómo crees que se podría incrementar la participación de los jóvenes en la educación de nuestra comunidad?

Primero quiero decir que la comunidad Latinx es dinámica y vibrante. Nuestros jóvenes reciben la mejor educación de su familia y comunidad. Aquí es donde aprenden la importancia de su idioma y su cultura y donde se exponen a las tradiciones ancestrales y formas de saber. Este conocimiento es fundamental para la formación de la identidad de un niño, su bienestar y su felicidad. Nuestros niños van a la escuela con buenos valores y ética. Necesitamos que nuestras escuelas reconozcan, celebren y eleven la brillantez que nuestros niños traen a la escuela. 

Creo que pueden hacer esto trayendo de vuelta la educación bilingüe. La educación bilingüe es una forma maravillosa para que los niños desarrollen sus habilidades lingüísticas y culturales, así como sus valores y tradiciones. Los estudiantes de las escuelas bilingües se convierten en maestros, aprendices y líderes porque comparten conocimientos fundamentales sobre su propio idioma mientras aprenden inglés. Hay algunos beneficios cognitivos sorprendentes para el bilingüismo, como un mayor enfoque mental y memoria, un mejor funcionamiento ejecutivo y un mayor éxito académico en la escuela secundaria y la universidad. Además, el plan de estudios es culturalmente más sensible, por lo que los estudiantes tienden a participar más y abandonan los estudios con menos frecuencia.

3. ¿Cuáles son tus planes de futuro en el campo de la educación?

Una de las áreas que más me apasiona es la recuperación de nuestras formas indígenas de enseñar y aprender. Creo que cada uno de nosotros llevamos nuestras formas ancestrales de conocimiento con nosotros, nos demos cuenta o no. Estas formas dan forma a nuestros valores, cómo nos relacionamos unos con otros y cómo entendemos el mundo. Incluso da forma a cómo pensamos acerca de la escuela. 

Escribo mucho sobre “epistemologías de abuelita” o las enseñanzas de nuestras abuelas. Las investigaciones muestran que los hogares con una abuelita presente tienen más probabilidades de resistir la asimilación y mantener su idioma y cultura. Eso es porque la “abuela” es una guardiana de la tradición en nuestra cultura indígena. Nuestro conocimiento indígena a menudo se ve socavado en nuestro sistema educativo, lo que podría ser una de las razones por las que los estudiantes luchan. Sin embargo, es fascinante que incluso después de 500 años de colonización, nuestra cultura permanece prácticamente intacta debido al feroz amor de nuestras abuelitas.

Click to comment
To Top