México

Pide CEDH explorar vías para legislar sobre maternidad subrogada desde una perspectiva de Derechos Humanos.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos, CEDH, advierte que la gestación subrogada es en la actualidad una práctica que ocurre y que no puede ser ignorada, ya que involucra distintos derechos como la no discriminación, la reproducción, la protección a la familia y la identidad del menor; de ahíla necesidad de establecer mecanismos de protección, desde un enfoque de derechos humanos.

Ante este escenario, las autoridades competentes están obligadas a regular esta figura para que no se vulnere la dignidad de las personas, para que se garantice el desarrollo integral y el interés superior de la niñez.

Es necesario abrir espacios en donde se analice el tema y se escuchen las opiniones de expertos en la materia, para lograr una atención integral ante lo que representa esta nueva forma de dar vida a un ser humano, con una perspectiva de derechos.

En términos de los artículos 131 y 134 de la Constitución Federal, corresponde a los Estados regular la materia civil, entre ellas, la familia sustantiva. Ello, además de la facultad que concede el artículo 73 de la misma Carta Fundamental, para que el Congreso de la Unión expida el Código de Procedimientos Civiles y Familiar Nacional.

Algunas legislaciones de los Estados de la República hoy día prevén la posibilidad de que una persona albergue en su vientre material genético de otras personas para procrear otra vida, denominándose maternidad subrogada, y, en dichos códigos se establecen reglas específicas.

Michoacán aún no existe, de forma expresa y reglamentada adecuadamente, la posibilidad de gestar subrogada mente, por lo que quienes acuden a este método, tienen que hacer uso de otras figuras jurídicas de otras regiones del País, por lo que es necesario explorar la posibilidad de legislar en esta área.

Esto sin menoscabar la posibilidad de utilizar otros medios de fertilización o aporte de materiales genéticos que permitan los avances científicos, sin dejar de advertir los desafíos éticos que ello plantea.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top