Tradiciones Mexicanas

Avanza Patamban para ser Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ante UNESCO

Patamban, de Michoacán, avanza en el proceso hacia el nombramiento como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ante la Unesco.
Cortesía

(Francisco Castellanos J) Por sus tapetes elaborados con elementos naturales para la fiesta de Cristo Rey, la comunidad de Patamban, ubicada en el municipio de Tangancícuaro, Michoacán, avanza en el proceso hacia el nombramiento como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ante la UNESCO.

El Ministerio de Cultura de España notificó que se realizó la firma del expediente conjunto de nominación de “La tradición de las alfombras florales”, para la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de Unesco de México, Bélgica, Italia, Malta y España.

La subdirectora general del Ministerio, María Agúndez Lería, manifestó su contento por dar finalizada esta candidatura, después de muchos meses de trabajo de todas las comunidades de los países parte y dijo que se espera que la Unesco emita un informe favorable y que de aquí a dos años se pueda celebrar la inscripción de esta apasionante manifestación.

Esta iniciativa nace de la comunidad para la salvaguardia de una tradición que representa la identidad y el orgullo del pueblo purépecha que desde hace 80 años celebra la fiesta en honor a Cristo Rey y que se llena de magia y color con la creatividad de las y los pobladores.

Conociendo sobre Patamban, Michoacán

Situado a una altura de 2,200 metros sobre el nivel del mar, en Patamban el frío cala fuerte, entre montañas y caminos de terracería; pero sus atractivos culturales y naturales hacen que el visitante viva una cálida y única experiencia.

En este Pueblo Mágico de Michoacán, del municipio de Tangancícuaro, cerca de Zamora, a su rojiza tierra mineral conocida como “charanda”, los artesanos le dan colorida vida en bellas piezas de barro.

Tradiciones de esta comunidad michoacana

Además, sus tradiciones imprimen mayor encanto a esta comunidad rústica del Michoacán mágico, como la fiesta en honor a Cristo Rey, en la que durante tres días se realizan actividades que trascienden fronteras.

En el primer día, la plaza es abarrotada de elaboradas y vistosas piezas de alfarería para concursar y vender, como ollas, grandes piñas con técnica engretada, macetas, cazuelas, alcancías y más. También los niños participan con sus propias creaciones.

El segundo día, el último domingo de octubre, el bullicio de los pobladores entre la aurora matinal anuncia lo que será una jornada intensa, que dará como fruto una fascinante caminata entre pasillos de aserrín, flores, figuras y color, con sus famosos tapetes de aproximadamente 60 centímetros de ancho por sus calles principales.

Click to comment
To Top